ENTREVISTA EN BICISPORT

1. Fran , en tu currículo hay bastantes hitos, pero el récord mundial de los 1000 km es muy notable. cuéntanos, ¿en cuánto tiempo lo hiciste? ¿dónde? ¿sigue vigente?

Tengo dos récords mundiales de 1.000 km.
El primero lo logré en 2010 en el velódromo de Talavera de la Reina. Este récord se engloba dentro de los 1.000 km en velódromo outdoor.
El tiempo que emplee fue de 31:23:01, sacando una media de 32 km/hora.

El segundo fue en la localidad de San Martín de la Vega en 2011. Esté récord es el denominado 1.000 km Road, (tráfico abierto).
El tiempo empleado fue de 31:01:16, sacando una media de 32,24 km/hora.
En este récord tenía que ir desde la rotonda que sale de San Martín de la Vega y nos conduce hasta la rotonda de Ciempozuelos, totalizando unos 10.8  km por vuelta.

Estos dos récords siguen vigentes todavía y cada año intentan batirlos varios ultraciclistas de todo el mundo.
Es algo normal y los récords están para ser batidos.







2. Para el futuro ¿tienes en mente algún otro reto para el que te estés preparando de forma especial?

Si. El año pasado intenté el récord mundial de 1.000 km indoor, en el velódromo de Galapagar.
Es el récord de ultradistancia que me quedaba.
Esta vez no pudo ser, ya que a las dos horas de empezar el intento, sufrí una rotura de 1 cm en el cuádriceps debido a un mal gesto sobre la bicicleta y a que seguramente llegué algo pasado de vueltas a este intento.
Aun así estuve en tiempo de récord durante las primeras 8 horas, con una buena velocidad media, pero el tremendo dolor hizo que abandonase a las 20 horas del inicio.

Es un récord muy complejo y bastante difícil de conseguir. Actualmente el récord lo tiene  Marko Baloh,  en un tiempo de 27:30 horas. Lo que nos da una velocidad media 36.6 km/h.

Precisamente por la dificultad que entraña ya estoy preparándolo y ya he empezado con las gestiones  para intentar batirlo este año en octubre. Es un récord que me motiva mucho ya que se hace en velódromo y me obliga a entrenar de forma distinta a la que estoy acostumbrado, ganando en vivencias y experiencia dentro de los que es el ciclismo. Es el objetivo principal de la temporada.

Luego entre tanto estoy participando en marchas cicloturistas a las que soy invitado y también en brevets (marchas de gran recorrido, 200,300, 400, 600 kms).

También participaré en las 24h ultracycling de la Ribera y en la Madrid/Gijón/Madrid cómo preparación para el intento del récord.






3. Para preparar ¿este tipo de retos, te financias tú sólo o recibes ayuda de alguna institución o empresa?
Desde luego sin sponsors no podría intentar batir ningún reto y mucho menos récord mundiales.
Los retos son muy complejos y requieren de algunos costes económicos grandes.

Gracias a lo que he conseguido cuento con sponsors técnicos que me aportan la ayuda material que necesito.
Lo que todavía no he conseguido,  es contar con algún sponsor económico que sepa valorar la ganancia de la que se puede beneficiar al  apoyar un intento de récord mundial de estas características.

Es necesario contar con material de primera y muy contrastado, para poder batir un récord mundial.
Sin duda ese material es muy caro y un ciclista amateur cómo yo no podría pagárselo.

En cuanto a bicicletas cuento con la ayuda de Puntobike, que ha puesto a mi disposición las bicicletas Fuji.  Una de ruta,  la Altamira modelo con el que Juanjo Cobo ganó la vuelta a España en 2001 y la bicicleta de Crono D-6, con la que intentaré batir el récord de 1.000 km indoor este año.
También han puesto a mi disposición los componentes Oval.

En cuanto a la alimentación cuento con el apoyo de Overtims. Quedé muy convencido en la edición de la Paris/Brets/Paris del año pasado cuando probé sus productos y decidí que tenía que correr con ellos.

Cuando se pasan tantas horas pedaleando hay que llevar un buen sillín y para eso cuento con la marca Essax. Sin duda unos sillines biomecánicamente perfectos.

Para poder entrenar en invierno cuento con la colaboración de los rodillos Bkool, haciendo esas horas de entrenamiento mucho más amenas cuando las condiciones climatológicas no invitan a rodar en la calle.

Cuento con la ayuda para mejorar y recuperar mejor de Medilast. Es ropa compresiva muy necesaria en entrenamientos tan largos.

Para saber a cuantos watios estoy entrenando y compitiendo, nada mejor que el IbikePro. Sin duda el medidor de watios más ligero del mercado que me ha proporcionado su distribuidor en España, Biomecánica&Salud.

Y tengo el apoyo de RedCiclista cómo sponsor y cómo lanzadera informativa de mis retos/récords, y las tiendas de ciclismo que me aportan mecánica y materiales a precios de costo cómo son Singular Bikes  y   Ciclos Delicias.

Sin duda un gran sponsor,  aunque materialmente no se pueda cuantificar, son los amigos que me acompañan en todos mis retos y récords.  Aportan logística, trabajo, entusiasmo, garantías de éxitos, y sin duda ánimo.   Para mí esta labor es impagable.  Para hacernos una idea en el último intento de récord en Galapagar conté con 25 amigos que estaban trabajando activamente, cada uno en su área para que todo saliese bien y yo tan sólo me dedicase a dar pedales.

  
4. Tú eres un corredor de fondo, de ultrafondo, y desde la redacción de BiciSport estamos interesados en saber lo siguiente: en las largas horas que pasas en las bici durante este tipo de retos, ¿en qué piensas? ¿sólo en la propia prueba o te tienes alguna técnica para relajar ,las duras circunstancias de estas pruebas? ¿cómo lo haces? por ejemplo, ¿cómo vences el sueño en la 2ª noche sin dormir ?

La verdad es que son muchas horas y los pensamientos van y vienen constantemente sobre mi cabeza.
En los entrenos fantaseo en cómo se desarrollará el día del récord y eso me motiva para seguir dando pedales una hora y otra,  y así hasta finalizar la jornada.
En los récords muchos de mis pensamientos pasan por recordar esas largas horas de entrenamiento, esos madrugones cuando salgo de noche con focos a dar pedales, todo lo que he tenido que mover, llamadas de teléfonos, mails, reuniones, papeleo, etc… para conseguir estar a punto ese día que siempre está marcado en el calendario con una gran X en rojo  y sobre todo en mi cabeza.

Ha sido tanto trabajo, tanta disciplina, tantas horas alejado de mi familia que el día “D” me paso la mitad del récord repasando porque estoy dándome semejante paliza, porqué merece la pena un esfuerzo extra, porque he de intentar conseguirlo y porque no me tengo que dejar nada dentro y dar todo lo que humanamente pueda.

Pienso en que soy un privilegiado, ya que en esos momentos estoy rodeado de amigos que confían en mí, de mi familia  que me apoya  y a través de los medios actuales,  de seguidores que esperan que lo consiga.

También están los datos!!,  esos que los miembros de mi equipo me dan a medida que se va desarrollando el récord. Unas veces son muy buenos y  auguran un buen resultado con lo que la confianza en mí mismo crece y otras veces son preocupantes y es cuando pensamientos derrotistas comienzan a aparecer.  Son estos pensamientos los que más hay que tener controlados y desde luego para los que se tiene que tener una batería de herramientas para poder alejarlos rápida y eficazmente de nuestros pensamientos.
Siempre podemos revertir una mala situación y cambiar un estado de K.O. por uno bastante más llevadero de O.K.  Tan sólo hay que saber cómo mover esas dos palabras de sitio, a veces son sensaciones subjetivas que nos bloquean debido a la fatiga y al paso de las horas,  pero en las que hay que tener claro por qué y para qué estamos  en esa situación. 

Es en estos momentos donde suelo sacar a escena frases que me han ido motivando en mis jornadas de entrenamientos y que para mí significan muchas cosas.
A modo de ejemplo quiero compartir dos frases por si pueden ayudar a otros ciclistas en sus retos.
“Lo imposible retrocede cuando se avanza hacia ello”.  Es una frase que me hace volver a motivarme cuando todo se vuelve cuesta arriba.
Y la segunda frase que más viene a mi cabeza es  “Tan solo intentarlo hará sentirme un privilegiado, conseguirlo un elegido”.  Es esa mezcla de sensaciones, miedos e ilusiones las que hacen de estos récords y retos que sean objetivos completamente únicos y motivadores.




5. ¿Qué bicicleta usas?

Actualmente tengo dos bicicletas de la marca Fuji.
Una de ruta para realizar las brevets ciclistas, ir a las marchas cicloturistas a las que me invitan y para hacer pruebas cómo la Madrid/Gijón/Madrid y la otra es una bicicleta de contrareloj para poder batir los récords.

La Altamira, bicicleta de ruta muy ligera de carbono de alto modulo con un proceso de fabricación revolucionario denominado de compactación, que elimina las arrugas y el exceso de resinas acumuladas, con algunos componentes de Oval. Me gusta mucho porque tiene una gran pipa de dirección lo que la hace especialmente confortable para breveteros y cicloturistas, además de su ligereza.

Y la bicicleta de contrareloj D-6 que tantos éxitos ha logrado internacionalmente. Construida a partir de los datos del túnel del viento, para conseguir una geometría revolucionara, logrando una magnifica simbiosis entre máquina y ciclista. Realizada en carbono de alto modulo, que la hace muy equilibrada en cuanto a peso y rigidez. En ella me encuentro muy cómodo y es lo que necesito para poder estar tantas horas acoplado en un récord.





6.¿En las grandes pruebas, por ejemplo en la última MGM, qué velocidad media pudiste mantener?


Bueno, han pasado ya casi 4 años y es allí donde empezó todo para mí y lo que hizo que me replantease cambiar el deporte que practicaba, Triatlón por el de Ciclista de Ultrafondo.

He estado echando números y consultando las entradas que hice en mi página web y los datos son los siguientes;
Velocidad media: 26.7 km/h.
Horas de pedaleo: 46:44 horas.
Horas de descanso y tiempo en controles: 11:11 horas.
Cadencia media: 82 rpm.



7. Cuando has participado en la Madrid-Gijón-Madrid de la que también tienes el récord o en la París-Brest-París, ¿llevabas apoyo?¿mucho, poco?¿en qué consistía? ¿qué perspectivas tienes, en este sentido, para el futuro?¿es importante este aspecto?

No llevaba apoyo en ninguna de las dos pruebas superandoner en las que he participado.

En la MGM al ser mi primera prueba en estas distancias  y ya que en los brevets clasificatorios nunca había contado con apoyo, decidí que tampoco era necesario y además mi objetivo para esta prueba no era llegar el primero (aunque eso lo fui modificando con el paso de los km)  tan sólo era conseguir el tiempo que yo me había marcado  cómo bueno.

En la P/B/P pequé de confianza y pensé que tampoco necesitaba coche de apoyo para llegar con los primeros,  que esta vez sí era uno de  mis objetivos.
La verdad es que me llevé una gran sorpresa al ver cómo se corría en esta prueba y lo rápido que se pasaba por los controles.  Los ciclistas que llevaban apoyo cuando estaban sellando recibían alimento de sus coches de apoyo y cuando volvían a sus bicicletas ya tenían los bidones cargados y estaban preparados para salir. Los que íbamos con ellos teníamos que comprar la comida y recargar los bidones y claro cuando salíamos tras de ellos ya nos habían metido una buena minutada.
Eso hizo que mi objetivo se desvaneciese a los 450 kms después de hacer la goma durante muchos kms con el grupo cabecero. Me costaba más de 30´cogerles después de cada control, estamos hablando de un pelotón que rodaba a 40/45 km/h.  y eso me obligaba a arriesgar en exceso y a un desgaste excesivo lo que me produjo una pájara monumental.

Hay que tener claro que si tu objetivo en una de estas pruebas es  acabarla dentro del tiempo establecido, es más que suficiente con el apoyo que se puede conseguir en los puestos de control, encontraras avituallamiento líquido y sólido además de la  posibilidad de descanso y masajes.

Si por el contrario tu objetivo es llegar con los primeros, o en un tiempo determinado,  lo mejor es contar con un equipo de apoyo.
Este apoyo sólo podrá darte avituallamiento, ropa, luces, etc… en los puestos de control establecidos, penalizándose cualquier tipo de ayuda externa en otro punto del recorrido que no sean los propios puntos de control.
Llevar equipo de apoyo hace que puedas ir más ligero en la bicicleta ya que no será necesario cargar con ropa y luces. Los puntos de control suelen estar separados unos 80/100 kms.  Esta distancia es suficiente para poder cargar algo de alimento, dos o tres bidones y coger un chaleco, manguitos o todo el kit de iluminación si se acerca la noche, desprendiéndote de esto al amacecer.

Para esta MGM y para la PBP si que contaré con equipo de apoyo.


  
8. ¿Sigues un plan de entrenamiento riguroso?¿tienes entrenador o tú mismo configuras tus sesiones de entrenamiento?

La verdad es que si llevo un plan de entrenamiento.
Al principio de temporada sobre Diciembre le paso a mi entrenador los objetivos anuales y en base a eso,  el planifica mis entrenamientos.

Yo lo veo fundamental y necesario ya sea para batir un récord o simplemente para disfrutar de la bicicleta acudiendo a las marchas cicloturistas.  No basta con leer cuatro libros sobre alimentación o entrenamiento. Es necesario compartir y seguir las pautas marcadas por un entrenador de tu confianza.

Actualmente yo soy entrenador de ciclismo, pero veo necesario tener mi propio entrenador y no hacerme mis propios planes. De otra manera estaría siempre negociando conmigo mismo si es más adecuado un entrenamiento u otro, según me levantase ese día de cansado o según me encontrase de fuerte y animado.





9. ¿Por dónde sueles entrenar y cuando?

Salgo por toda la comunidad de Madrid, pero especialmente entre diario salgo por la zona sur, lo que se denomina la zona de las vegas.
San Martín de la Vega, Ciempozuelos, Titulcia, Aranjuez, Morata de Tajuña, Villarejo de Salvanes son pueblos de Madrid que frecuento.

Los sábados suelo ir por la zona del Colmenar Viejo y según el entrenamiento tiro hacia Manzanares del Real o hacia la zona de Miraflores de la Sierra si tocan puertos.

El domingo lo suelo compartir con mis  compañeros del Club Ciclista Portillo o con los también  compañeros triatletas del club Aguaverde y aprovecho para variar mis rutas por el resto de Madrid.



10. ¿Qué opinas de las bicicletas reclinadas? ¿Contemplas usarlas en un futuro?

Para mí han sido un gran descubrimiento.
Las vi en Francia en la PBP y conocí a Carlos gerente de OKOCICLE, que me ofreció una bicicleta reclinada para entrenar en pretemporada y para que las provase.

Dicho y hecho. Quedé sorprendido, el primer día no podía creer lo fácil que era rodar con ellas, ya que cómo la mayoría de ciclistas yo tenía esa impresión de que haría falta  mucho más equilibrio para poder conducirlas.

Su comodidad está lejos de toda discusión. Su aerodinámica es superior a cualquier bicicleta vertical, en las bajadas son muy rápidas ya que el punto de gravedad es más bajo y tan sólo ceden algo de tiempo en las subidas a puertos debido a su mayor peso respecto a las bicicletas verticales, pero ya existen en el mercado reclinadas de carbono que andan por los 8 kg de peso.

Lo que no acaba de cuajar en España con las bicicletas reclinadas, es sin duda un freno cultural y la idea de que la posición de ir tumbados se asocia a ciclistas discapacitados. Es verdad que hasta ahora ese era el tipo de clientes que se acercaban a estas bicicletas, pero cada vez hay más ciclistas convencidos de sus ventajas a la hora de disfrutar de paseos ciclistas y sobre todo en pruebas de ultradistancia.

Yo ya utilizo de vez en cuando las bicicletas reclinadas y he participado en algún brevet ciclista con ellas.  Soy vocal del primer club ciclista de reclinados de España de reciente creación y tengo en mente batir algún récord de bicicletas reclinadas en los próximos años.




11. ¿Por qué el ciclismo de ultrafondo? ¿qué encuentras en este tipo de ciclismo que haga llegar a ser unos de los mejores ciclistas del mundo dentro de esta especialidad?

Empecé poco a poco en la ultradistancia y es lo que recomiendo a todos los que se inician en el ultraciclismo.

Llevo ya varios años practicando deporte… y sé que lo que más me motiva y lo que mejor se me da es la ultradistacia. Encuento en ella la posibilidad de estar más tiempo haciendo algo que me gusta.

Una prueba cómo la MGM ó la PBP, 1.000 km en un circuito o en un velódromo me parecen desafíos que me obligan a seguir aprendiendo algo nuevo en cada prueba.
Han sido los pasos lógicos dentro de mi carrera deportiva, una vez he completado satisfactoriamente las etapas que me han formado cómo ciclista de ultrafondo.
No encuento mejor aliciente que refleje lo que siempre me repito antes de embarcarme en una gran empresa cómo lo son estas pruebas: entrenamiento, perseverancia, sacrificio, esfuerzo=Recompensa.
Es necesario ir quemando etapas y veo cómo últimamente la urgencia de notoriedad  y de ir saltándose escalones llevan a desmoralizarse a muchos ciclistas que podrían haber tenido una buena trayectoria pero que por objetivos inalcanzables se ven desbordados y eso hace que abandonen antes de haber empezado a dar sus frutos.

No response to “ENTREVISTA EN BICISPORT”