TEMPORADA CARGADA DE GRANDES OBJETIVOS 2


Intento de Récord Mundial de 1.000 km Indoor


Llevo tres años detrás de este intento y lo he dejado para el final por la complejidad que plantea.
Habiendo logrado batir los récords mundiales de 1.000 km outdoor en el velódromo de Talavera de la Reina y el de 1.000 km Road en San Martín de la Vega, tan sólo me quedaba enfrentarme al que a la postre ha sido el reto más grande en mi carrera deportiva.
A pesar del resultado que muchos pueden titular de fracaso, lo que yo os quiero contar es que prácticamente hemos rozado la perfección. En este intento nos hemos dejado la piel y cada uno ha dado lo mejor de sí mismo.


Ha sido sin duda el más complejo de organizar. Siendo yo profesional de la logística  y con la experiencia que he recogido de los anteriores récords he volcado todos mis conocimientos para lograr  conseguir el mejor equipo de trabajo,  con los que he podido acometer esta gran empresa.

Para poder homologar un récord mundial de ultrafondo hay que dirigirse a la Ultra Marathon Cycling Association. Rellenar las peticiones de intento de récords y muchos papeles más… pagar las tasas pertinentes y  homologar los jueces necesarios. En esta ocasión  me han acompañado siete jueces.

Se preparó personal específico para las distintas tareas que se llevarían a cabo el día del récord.
Cuatro miembros responsables del velódromo que se fueron alternando por si algo fallaba, tres fisioterapeutas componían el equipo que me trató, cuatro miembros se encargaron de dar difusión y de ir actualizando en las redes sociales las noticias según se iban desarrollando. Otros tres se ocuparon de mi alimentación y de solventar cualquier contratiempo que pudiese ocurrir. Un cronometrador profesional. Conté también con la presencia de mi mecánico y dirigiéndolos a todos mi mujer haciendo las labores de Jefe de Equipo.

En total contando a los jueces, a los sponsors y colaboradores y a mí cómo raider, un total de 30 personas trabajando por un objetivo común y en pos de la consecución de un nuevo récord mundial.

Cuando se tiene el compromiso y el respaldo de un equipo motivado las cosas son muy fáciles. Mi trabajo sólo era dar pedales y disfrutar de mi sueño.

Nos juntamos todos el sábado 17 de Noviembre a las 7:00 am para empezar a preparar todo. A las 8:00 horas una hora antes del comienzo del récord reuní a todo el equipo y en una sala del velódromo tuvimos un briefing para repasar los últimos detalles. Salimos 20 minutos después cómo un ejército dispuesto a librar nuestra particular batalla.

Cuenta regresiva y a dar pedales. Son instantes muy bonitos y por los que merece la pena haber montado todo este follón.


Los minutos pasan rápido y las primeras referencias son muy buenas. 1ª hora,  media de velocidad 41,1km/hora, mucho mejor de lo esperado y sin forzar, a mi 80%, segunda hora casi calcado y es entonces en un mal movimiento al ponerme de pie para descansar espalda y cuello, cuando sufrí una micro rotura en mi cuádriceps izquierdo. Si no lo habéis sufrido nunca, no os podéis hacer una idea del dolor y la quemazón que supone.
 Entré cómo un rallo en el centro del velódromo y mi equipo me ayudó a bajar de la bicicleta. Los físios me dijeron lo que había y yo insistí en que echasen radiosalil para no sentir dolor. Volvía a rodar. Tras 10 minutos y a duras penas, conseguía mantener el buen ritmo que llevaba anteriormente. 
Había momentos en los que no me dolía casi nada pero con la cabeza puesta ya en buscar alternativas al récord mundial, viendo que se me escapaba de las piernas y que estaba claro que la situación no iría a mejor.

Llegamos a las 100 millas y se consiguió establecer el record de España a las 04:06:10 horas. Con una media de 39.5 km/hora. Mientras tanto las entradas en el box de fisioterapia se hacía mucho más constantes llegando a estar cómo máximo una hora rodando. 

Estuvimos en tiempos de récords hasta las 8:20 horas donde nuestro primer objetivo cambió y lo que perseguimos fue el de Récord de España de 1.000 km.

Las horas transcurrían despacio y la velocidad que podía mantener era cada vez menor. A todo el dolor de la pierna izquierda se sumó otro en la derecha por intentar pedalear más fuerte con ella, llevándome a sufrir una tendinitis. Fue una de las decisiones más difíciles que he tenido que tomar en mi vida deportiva. 


A pesar de una fuerte determinación, tras 2.449 vueltas y un tiempo de 20:26:00 horas y rodado 612 kms,  puse el pie en tierra y dimos por finalizado este intento de récord. 

Tanto mi equipo cómo yo estamos muy tranquilos, sabedores de que podemos conseguirlo, de que sabemos cómo hacerlo y muy motivados para volver a intentarlo próximamente.


 Han sido unos días llenos de ánimos, de convivencia, de crear vínculos especiales que sé que perdurarán en el tiempo.
Ahora toca no mirar atrás. Toca perder la forma física, toca volver a empaparse en sudor cuando nadie me anima, cuando nadie me dice adelante, tu puedes… Volver a moldear mis músculos, toca sentir frío, sentir calor, sed y volver a intentarlo,  ilusionarme, pero esta vez sabiendo que cada vez estoy mejor acompañado y que me he levantado para ser más fuerte.

No response to “TEMPORADA CARGADA DE GRANDES OBJETIVOS 2”