DE MADRID AL CIELO



El sábado me salté el entreno.
Pero fué por una buena causa, le propuse a mi hijo Aarón ir a escalar un rato en el Planetario de Madrid, cómo lo había hecho yo muchas veces, y para mi sorpresa dijo que si.
Así que no fuimos toda la family a pelearnos un rato con las cuerdas.







































No response to “DE MADRID AL CIELO”