Por cierto, ayer Lunes salí con la bici por San Martín, Ciempozuelos... y paré a tomar un café en Titulcia, llevandome una sorpresa al ver en la puerta del bar más de 50 bicis de carretera.
El motivo era que estaba Alberto Contador desayunando en el bar con su grupeta.
Está delgadísimo, bueno casi todos los que le acompañaban.
Me saludó cómo si me conociese de toda la vida.